LO IMPORTANTE NO ES “QUÉ SOY” SINO “QUIÉN SOY”

file8831296040573Siempre he sabido que era un chico diferente.
Cualquier TANV como yo sabe, desde pequeño, que nos cuesta mucho aprender en la escuela pero no sabemos porqué.
Somos lo suficientemente inteligentes como para darnos cuenta que algo no va bien, o al menos no va como los demás esperan que vaya y ahí incluyo a nuestros profesores, nuestros padres, nuestros hermanos, nuestros amigos.
Con el tiempo vamos descubriendo que sencillamente tenemos una manera diferente de aprender, de ser, de sentir pero básicamente somos felices, siempre y cuando contemos con el apoyo y el amor de nuestra familia.
Precisamente eso, nuestra familia, es lo que más angustia nos crea. El hecho de no poder cubrir las expectativas que han creado en torno a nosotros, ver la preocupación de nuestros padres luchando contra el mundo , los profesores, las escuelas por las que pasamos,la sociedad, el contexto… en una auténtica empresa imposible intentando explicar a uno y otro “profesional” que su hijo/a es NORMAL, que le den una oportunidad, que le dejen desarrollar sus talentos, que entiendan su particular excepcionalidad.
Muchas veces en la soledad he llorado, no me avergüenza reconocerlo, recordando cómo mi madre salía sofocada de una tutoría, consumía sus noches buscando soluciones mágicas en internet a mi ¿problema?… realmente creo que ella ha sufrido mucho más que yo durante mi etapa escolar.
Todos los padres tienen expectativas sobre sus hijos que no siempre se cumplen.
Quieren lo mejor para nosotros y por eso luchan contra viento y marea por sacarnos adelante en la Primaria, la ESO, el Bachillerato, la Universidad…
Se preocupan por “qué vamos a ser el día de mañana” sin darse cuenta, a veces, que lo importante es “quienes somos”.
En ocasiones, están tan centrados en la dura tarea de ayudarnos que no se dan cuenta que gracias a ellos, a su comprensión, a su apoyo incondicional, a su amor están haciendo de nosotros personas ÚNICAS, con habilidades emocionales suficientes como para salir adelante sin tener que ser Universitarios, terminar un Bachiller o heredar el negocio familiar.
Sencillamente lo único que queremos es su comprensión, que nos ayuden a potenciar aquellas habilidades que nos apasionan, a ser personas equilibradas, felices en definitiva.
Lo importante no es ser abogado como nuestro padre,estudiar económicas como nuestra hermana mayor,ir a la Universidad como nuestros primos, lo importante es ser capaces de desarrollar una actividad adaptada a nuestra habilidades, talentos, capacidades, destrezas… ¡en realidad como todo el mundo!
Me gustaría desde mi experiencia porder tranquilizar a tantos y tantos padres con hijos TANV en edades tempranas o que hayan sido diagnosticados recientemente y decirles que no se obsesionen si sus hijos tienen que repetir un curso, si no llegan a cumplir sus expectativas académicas.
Me gustaría decirles que se centren en ser felices , sólo entonces  podremos sacar la fortaleza para “luchar contra el mundo” por nosotros mismos.
Y por último me gustaría darles confianza, Esperanza en que entre todos: nosotros los TANV, nuestras familias, toda la gente implicada en dar a conocer nuestro desorden no verbal, conseguiremos una sociedad mejor donde no importe tanto la competitividad ni “llegar a…” sino respetar “cómo llega cada uno a realizar sus sueños”.

¡Gracias a mis padres, por ayudarme a ser QUIEN SOY!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *