NO DEJES QUE LA MEDIOCRIDAD AJENA ROBE TUS SUEÑOS

file0001136534055A menudo me he encontrado en mi día a día escolar maestros maravillosos
que han intentado ayudarme a comprender una tarea, un contenido o un
ejercicio, que han respetado la manera lenta y diferente que tengo de

aprender dándome toda su comprensión y tratándome con todo el respeto
que les era posible.
Otros, por el contrario, han intentado hundirme, despreciarme, compararme
una y otra vez con los demás, se han mofado de mí y me han utilizado como
foco de todas sus iras y frustraciones.
Cada vez que esto ocurría y yo llegaba tartamudeando a casa, mi madre
me miraba a los ojos y sabía que yo estaba sufriendo.
Entonces ella me hablaba de algo llamado MEDIOCRIDAD que tardé mucho en
entender lo que significaba pero que voy a contaros tal y como ella me lo
explicaba a mí para que podáis comprenderlo como yo lo hice.

Uno de esos días en el que uno de mis profesores había pronosticado
que yo era un inútil que jamás llegaría a ser nada en mi vida, llegué a casa
con la mirada perdida y mi madre me hizo una pregunta.
Ella me dijo: “Cielo, ¿sabes que es lo que separa al médico del héroe,
al orador del líder, al profesor del maestro,al pintor del artista,
al erudito del sabio?
Yo le contesté con un rotundo “No”.
Entonces ella continuó: “verás, aquello que marca la diferencia es sencillamente
la capacidad de dudar de creencias que consideramos absolutas, de situarse en
el punto de vista del otro,la capaciada de asombrarnos, explorar, sentir,
soñar, la humildad de reconocer que nos queda un mundo por aprender.
Las personas MEDIOCRES se consideran “producto acabado” mientras que las personas
con TALENTO nunca dejan de poner en práctica todo lo que te acabo de enumerar.
Las personas excepcionales, como tú, se retan a sí mismas y no a los demás, por eso
no se ven amenazadas por los otros, más bien se aprovechan de cualquier experiencia
positiva o negativa, para aprender y “crecer” como haces tú cada día que vas a la
escuela, así que nunca permitas que LA MEDIOCRIDAD AJENA ROBE TU SUEÑOS.
Lucha por lo que crees, pelea por lo que quieres y utiliza tus TALENTOS para huir de
la frustración que vuelve mediocres a los hombres.”
Muchas de las cosas que me dijo entonces no las entendí,pero no importa porque
lo que siempre llevé conmigo fue su sonrisa al hablarme, el brillo de sus ojos al
contemplarme y sus dulces besos cada vez que las lágrimas recorrían mis mejillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *